8 claves para cocinar líderes a “baño maría”

Con el propósito de establecer los rasgos comunes para liderar, a lo largo de los últimos años he leído y entrevistado un sin número de personas en posiciones de liderazgo, algunos en el ámbito corporativo, otros en la esfera empresarial, eclesial, deportiva y educativa, entre otros.

El hallazgo más representativo en el que todos coinciden que el líder se cocina a “baño maría”, es decir se forma lente, es un proceso de largo plazo; no de corto tiempo. El cual Cocinar permite ablandar el más duro corazón y transformarlo en un ser humano apasionado por los demás, dispuesto a enfrentar las más difíciles pruebas, servirle a otros y ser más productivo y feliz según su propósito de vida.

Según lo aprendido en estos años, estas son las claves más relevantes:

Clave # 1. Los líderes son descubridores de diamantes. Ven en los otros lo pueden llegar a ser y trabajan para lograrlo. Potencializan a los demás.

Clave # 2. Son buenos estudiantes. Mantienen una actitud de aprendizaje para tener el chance que las cosas salgan bien. Ante los retos diarios no se esconde, más bien los afrontan con responsabilidad.

Clave # 3. Sonríen. Saben que la tristeza y la alegría se reflejan en la cara por ello sonríen y hacen sonreír. ¡Aprende a sonreír!

Clave # 4. Mantienen el enfoque. Saben planear la vida y siempre se reserva un tiempo para pensar, planificar, mantener el enfoque correcto y definir prioridades.

Clave # 5. Son resilientes. Saben que la vida es como una montaña rusa, con altas y bajas. Con una actitud humilde afrontar los momentos difíciles y encontrar el lado positivo.

Clave # 6. Son coherentes. Desarrollas un mensaje ejemplar, un estilo de vida integro y tienen una fe digna de ser considerada por otros. Saben que son un modelo para los demás.

Clave # 7. Saben que batallas librar. Reconocen la importancia de debatir por opiniones, no por emociones, puesto que las emociones son fluctuantes según las situaciones.

Clave # 8. No tienen agendas ocultas. Son íntegros en su actuar, saben tomar las decisiones conforme a sus convicciones de vida. Son transparentes, predecibles y mantienen la conciencia limpia.

Hemos sido creados para un tiempo específico y una oportunidad única. Ser conscientes de nuestra temporalidad lo cambia todo. Cada día que pasa es una oportunidad para dejar una huella y descubrir un diamante. Es un día para expresar el amor por nuestros semejantes.

Es mi deseo que estas claves te ayuden en el proceso de reflexión sobre el rol de liderazgo. Finalmente debes saber que tomara tiempo, obtendrás victorias y sufrirás algunas derrotas. Sin embargo, en el proceso de cocinar un líder a “baño maría” no hay cabida a rendirse o dejarlo por la mitad.

Aprovecha y cultiva el don de liderazgo que hay en tu corazón.

-Por Farid Estefenn U.

Comparte en tu red:

Facebook
LinkedIn

No Comments

Post A Comment